viernes, 21 de febrero de 2014

Política y religión deben separarse porque no riman, afirma el Obispo Rigoberto Corredor

OBISPOS COLOMBIANOS- EPISCOPADO

El obispo de la diócesis de Pereira, Monseñor Rigoberto Corredor Bermúdez, dijo que política y religión deben separarse, porque “no riman” y es poco sano tenerlas juntas, en clara alusión a la intervención de miembros de la Iglesia Católica en las elecciones parlamentarias del 9 de marzo.

El prelado aseguró que tener un partido propio, promovido por cualquier fe, incluyendo la cristiana, puede llevar al fanatismo.

Las precisiones las hizo Monseñor Corredor Bermúdez en diálogo con el diario Vanguardia, en las cuales advirtió que si bien en la iglesia hay cabida para todos los partidos, no quiere decir que ninguno de estos lleve las banderas religiosas.

“Hay Liberales que creen en Dios, Conservadores que no creen, gente del Polo que cree y que practica.En fin, cada uno puede llevar los valores de la fe en ellos, pero no hacer un partido con esta, o mejor dicho, sacarle partido”, expresó el jerarca.

Agregó que cuando se habla de religión se toca un bien universal, “un llamado que Dios le hace a todos, no a una parte, como lo hace la política, que obedece a unos ideales particulares”.

Admitió que por mucho tiempo la iglesia permaneció de la mano con la política, “y eso no fue una buena experiencia”.

“Nosotros respetamos profundamente a los políticos y felicitamos a los que son transparentes, pues es una práctica que se necesita en cualquier sociedad organizada”, dijo finalmente el Obispo.

(vía radiosantafe.com)

No hay comentarios: