lunes, 15 de diciembre de 2014

Piden que permitan en tribunales mensajes para los no creyentes de la Navidad

La entidad aclaró que la intención de su solicitud es llevar a cabo un ejercicio de libre expresión. (Archivo) 
La entidad Humanistas Seculares de Puerto Rico indicó que no buscan prohibir la religión, sino fomentar que se respeten los derechos de toda la ciudadanía.

Con la intención de llevar a cabo un ejercicio de libre expresión, la entidad Humanistas Seculares de Puerto Rico (HuSe) solicitó este lunes a la Oficina de Administración de Tribunales (OAT) que les permitan colocar, junto a las exhibiciones y manifestaciones navideñas de corte cristiano, mensaje que representen a la comunidad no creyente y librepensadora de la Isla.
La petición la realizó el presidente de la organización, Darío Ortiz, en una carta dirigida a la juez administradora, Isabel Llompart Zeno, en la que el criticó que durante las fechas festivas, como Acción de Gracias y Navidad, se hayan colocado en espacios públicos de los distintos tribunales de la Isla mensajes con proselitismo religioso y excluyente. Dijo que la acción “violenta la Constitución estatal y la federal, y faltando al deber de imparcialidad que debe reinar en la casa de la justicia”.
Asimismo, Ortiz estableció que “los tribunales que componen la Rama Judicial están supeditados al cumplimiento constitucional de separación de Iglesia y Estado, libertad de culto y prohibición de establecimiento de la religión”. Destaca, además, que “nuestro país contiene una diversidad de personas con variadas creencias y no creencias. Por eso, a nuestro mejor entender, el tribunal debe reflejar la mayor imparcialidad posible, entre otros principios que garantizan el acceso a la justicia”.
En comunicado de prensa, la secretaria de HuSe, la abogada Mariana Nogales Molinelli, explicó que no es inconstitucional que se coloquen estampas navideñas en lugares públicos si se permite que grupos, como la organización a la que pertenece, se puedan expresar de igual forma.
Afirmó que, de no proveer el espacio, “el Gobierno estaría avalando y patrocinando una creencia religiosa sobre otras, y estaría censurando la libertad de culto y expresión de personas que no son cristianas o que no creen en dios, e incluso de otros grupos cristianos que están en contra de representaciones de figuras religiosas por considerarlo idolatría”.
Por su parte, el vicepresidente de la organización, Luis R. Ramos, sostuvo que sería “una terrible ironía que la rama de Gobierno dedicada a velar por los derechos de los ciudadanos y la justicia en el país permita que se exhiban mensajes e imágenes que discriminan contra quienes no practican ciertas formas específicas de cristianismo, porque no todos los cristianos celebran la Navidad, y no todo el mundo cree en el dios judeocristiano”.
Según Ramos, “si no quieren retirar de los espacios públicos en los tribunales los mensajes e imágenes que claramente señalan al cristianismo como si fuera la religión oficial del país, la única opción que tienen para no violar la completa separación de Iglesia y Estado en nuestra Constitución es permitir a otros grupos que compartan esos mismos espacios sin censurarnos”.
La organización reveló que en las pasadas semanas en otras jurisdicción y tribunales de los Estados Unidos grupos seculares han solicitado espacio igual para realizar sus manifestaciones y expresiones religiosas, así como de creencias y filosofías.
“Por ejemplo, el estado de Florida tuvo que permitir el año pasado a los pastafaris colocar un Monstruo Espagueti Volador en el Capitolio junto a la escena de la natividad de Jesús, y este año tuvo que permitirle lo mismo al Templo Satánico, quienes colocaron un “nacimiento de Lucifer”. En la misma línea, HuSe pretende colocar letreros con un mensaje relacionado a las fiestas de invierno y el Humanismo Secular en las trece regiones judiciales, el Tribunal de Apelaciones y el Tribunal Supremo de Puerto Rico”, explicó Ramos.
HuSe es una entidad secular que reúne a ateos, agnósticos y librepensadores. Se indicó en el comunicado de prensa que no buscan prohibir la religión, sino fomentar una sociedad puertorriqueña donde se respeten los derechos de todos y todas sus ciudadanas, incluyendo a las minorías, y en la que los políticos y gobernantes se dejen guiar por el sentido común y la razón, no los intereses especiales de ciertos grupos religiosos.

No hay comentarios: