jueves, 1 de enero de 2015

Apostasía colectiva frente al Obispado de Ourense

Un grupo de orensanos ha realizado hoy una apostasía colectiva ante las puertas del Obispado de Ourense, con el que reclaman su derecho a "poder decidir" sobre su pertenencia a la Iglesia Católica.

Convocados a través de las redes sociales con el lema "Aparta de min esa cruz!", una veintena de orensanos se concentraron este mediodía ante la sede episcopal, en la calle Progreso, para renunciar expresamente a la fe católica y dejar constancia de dicho rechazo en los registros bautismales.

Los convocantes señalan que su iniciativa tiene como objetivo "tener un poco más de libertad".

Uno de los participantes, Lalo Gesteira, ha señalado que, en su caso, siempre ha "dejado de lado la Iglesia" y ha asegurado que tiene tomada la decisión y ha lamentado que "nadie nos haya preguntado nunca si queríamos estar o no dentro de ella".

En la misma línea, la diputada adscrita al grupo mixto en el Parlamento de Galicia Carmen Iglesias, que asistió al acto como muestra de apoyo a los futuros apóstatas, ha aclarado que -como apóstata- decidió no formar parte de la Iglesia Católica que está, ha dicho, "en contra del aborto, en contra de los homosexuales y en contra de todos los derechos civiles".

Por estos motivos "personalmente me he desmarcado -dijo a Efe- y me he dado de baja", ha aclarado Iglesias, quien ha coincidido con los convocantes en que "lo ideal sería poder decidir" sobre este tipo de cuestiones cuando uno tenga edad suficiente, como también afirmó otra de las participantes, Merce Domínguez, para quien "no tiene sentido que te bauticen de pequeño, porque no sabes lo que es".

Los concentrados manejaron un modelo de escrito en el que solicitan que se inicie la tramitación y que "se proceda sin dilación a considerarme apóstata de la iglesia católica", junto con la "total oposición de que tenga que hablar, recibir consejo o asesoramiento de nadie, sea clérigo o laico y sin que tenga que repetir mi petición ante ningún notario, sea eclesiástico o civil".

También recogen que recibieron el bautismo "por una decisión familiar unilateral", que consideran que los convierte en "un miembro activo" de esta institución, motivo por el cual han optado por abandonarla.

En la concentración de hoy, la mayoría de los participantes fue a interesarse por los trámites y la documentación que hay que presentar.

Con la apostasía, expresan su rechazo a que "existan datos personales suyos en cualquier registro o fichero de datos correspondientes a la Iglesia Católica".

En Ourense en 2013 se registraron 15 solicitudes de apostasía y en 2014, 18, que, según fuentes del Obispado se intentan tramitar todas en el menor tiempo posible.

(Via RD/Agencias)

No hay comentarios: