viernes, 13 de marzo de 2015

"Soy la esposa de Jesucristo y maté al dragón"

La mujer, si bien fue capturada por la Policía Metropolitana de Cúcuta y presentada ante la Fiscalía, será internada en el Hospital Mental Rudesindo Soto por sus antecedentes siquiátricos.

Con la frase que sirve como título a esta nota, cerró el macabro acto cometido contra su propio hijo, una mujer de 27 años capturada el martes cerca de la media noche por la Policía Metropolitana de Cúcuta.

Ese día, hacia las 11 de la noche, la capturada se dio un baño y salió hacia una tienda ubicada cerca de su casa, en el barrio Belén.

“Luego de 20 minutos de estar por fuera, volvió a la casa y nos dijo ‘denme al bebé, denme al bebé’ y delante de nosotros hizo eso (apuñalarlo)”, contó ayer a La Opinión una hermana de la detenida.

Una vez la mujer agredió a su hijo, su hermana corrió a auxiliarlo hasta que varias personas llegaron a ayudar a controlar a la detenida que, no conforme con haber atacado a su bebé, se lanzó contra su mamá.

“Después de atacar al bebé se le fue encima a mi mamá creyendo que todavía tenía el cuchillo, pero este se había partido y solo tenía el mango. Aún así le dio duro y le gritaba que ella tampoco merecía vivir”, agregó la hermana de la capturada.

En su relato, la familiar de la mujer acusada de haber atacado a su propio hijo contó que esta última sufre de problemas mentales y desde hacía un tiempo recibía medicación para tratar de controlarlos.

“Mi hermana está medicada por sus problemas siquiátricos, pues sufre de trastorno sicótico agudo. Sin embargo, últimamente no se estaba tomando los medicamentos”, enfatizó.

No obstante esta valoración médica entregada por un siquiatra que trató a su hermana a mediados del año pasado, ella cree que lo que realmente tiene su ser querido es una posesión.

“Para mí ella no está loca, está es como poseída por un demonio. Ayer (martes), creo que fue la aturdición por el temblor y porque ella lee mucho la Biblia, lo que la llevó a hacer eso (atacar a su hijo). En la tarde, después del temblor, ella empezó a decir que ya venía Dios y que se iba a acabar el mundo”, sostuvo la hermana.

Al preguntársele desde cuándo su ser querido había empezado a sentirse así, respondió que desde que había llegado de Caracas (Venezuela).

“Ella llegó de Caracas así. Ella era una persona normal, era como nuestra mamá, nuestro ídolo, pues es muy estudiada. Sin embargo, desde que llegó de allá (Venezuela) se volvió así. Aunque allá ella se casó y tuvo 3 hijos, también llegó con ese problema”, agregó.

La mujer dijo que al bebé lo cuidaban entre todos y trataban de evitar que la detenida tuviera contacto con él. 

“El bebé lo cuidábamos nosotros, ella no lo tenía para nada. En el día permanecía conmigo y en la noche dormía con mi mamá”, sostuvo.

Finalmente, la hermana de la capturada manifestó que, con lo que vio en la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía, adonde fue llevada su familiar por las autoridades, comprobó que lo que ella tiene va más allá de una enfermedad siquiátrica y pasa a ser una posesión diabólica. 

“Cuando estaba en la URI yo le dije ‘mami, para que sepas, el bebé no murió, el bebé está bien’. Entonces ella me miró raro y le dije ‘usted me mira como si no fuera Jaeny’, ‘¿usted no es Jaeny, cierto?’ ‘Si eres alguien (demonio), no lograste lo que estabas queriendo hacer porque tú no puedes más que Dios’. Luego le dije siéntate y acuéstate a dormir”.

(Via laopinion.com.co)